Isère: un festival de black metal neonazi organizado a pesar de su prohibición


El sábado 24 de febrero, en contra de la opinión de las autoridades, se organizó en un pueblo de Isère un festival neonazi de black metal prohibido en cinco departamentos de la región de Auvernia-Ródano-Alpes, anunció la prefectura del departamento.

La gendarmería fue desplegada para realizar controles sistemáticos en el pueblo, y el organizador se negó, a pesar de las órdenes, a cancelar el evento organizado con motivo del aniversario de la creación del Partido Nacionalsocialista de Adolf Hitler, según la misma fuente. Los organizadores se arriesgan a recibir hasta seis meses de prisión y una multa de 7.500 euros; participantes, una multa de cuarta clase o, como máximo, unos cientos de euros.

Las autoridades se enteraron “hacia el final de la tarde” que el concierto prohibido se celebró en Vézeronce-Curtin “en un salón comunitario que había sido alquilado a un particular sin que el municipio conociera el motivo ni la naturaleza de esta reunión” prohibido en el departamento, informó la prefectura en un comunicado de prensa.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. En el Olympique Lyonnais, persiste un ambiente nacionalista entre los fervientes seguidores

El organizador del festival llamado “Call of Terror” fue notificado por la gendarmería de la orden de prohibición, pero “se negó a respetar los términos”según la misma fuente.

Cinco puntos de control

La gendarmería instaló cinco puestos de control en las principales vías de acceso a esta ciudad de 2.000 habitantes, a menos de una hora en coche de Lyon, uno de los bastiones de la ultraderecha. Estos «monitoreo sistemático» se llevaron a cabo con miras a “procedimientos que podrán emprenderse contra los organizadores o participantes”dependiendo de la prefectura.

El festival encabezó el grupo polaco Graveland, conocido “por sus piezas para gloria del IIImi Reich » y otros, como el grupo Leibwätcher («guardaespaldas») en referencia a la división de las SS responsable de la escolta de Adolf Hitler.

Anunciado en redes sociales sin otra indicación de ubicación que “Región Ródano-Alpes”el evento había sido prohibido en cinco departamentos, incluido Isère, porque “cercano a la ideología neonazi” y para poder “impedir cualquier alteración del orden público”recordó la prefectura.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. La carísima repatriación en jet privado de un neonazi procesado por la justicia francesa

El mundo con AFP



Source link-5